Aponte Commemoration

In 2012, the Comisión Aponte, of the Unión Nacional de Escritores y Artistas in Havana, organized a bicentennial commemoration of the 1812 execution of José Antonio Aponte, a free man of color, carpenter, artist, and leader of slave rebellions. The commemoration included a series of events, such as a historical conference at the Casa del ALBA and a public ceremony at the Teatro Karl Marx, among others. Reports of these events appeared in Cuban media along with a number of other critical reflections on the legacy of Aponte. A common refrain in these reflections centers on the importance of Aponte as a national figure, especially for the anti-imperialist genealogy of the Cuban Revolution. The compilation of press below, a work in progress, is an attempt to trace the recent rhetoric related to the discussion of Aponte’s historical significance for the Cuban nation.

“Algunas miradas en la historiografía y la literatura cubana sobre José Antonio Aponte,” Félix Julio Alfonso López, LaJiribilla.cu, 7 de enero al 14 de enero de 2012
– “Al triunfo de la Revolución Cubana, la figura de José Antonio Aponte fue objeto de una definitiva revalorización de su imagen histórica, debida al reclamo realizado por Walterio Carbonell y a las investigaciones del acucioso historiador José Luciano Franco. Carbonell, en su libro de 1961 Cómo surgió la cultura nacional, denunciaba cómo algunos panegiristas que pasaban por radicales elogiaban a Arango y Parreño y a Saco, “en tanto que silencian el nombre de José Antonio Aponte, el primer gran batallador por la nacionalidad sin esclavitud ni coloniaje”, y enfatizaba: “Aponte, que preparó una conspiración para barrer con el sistema esclavista y la dominación y sus consejeros letrados, conspiración que de haber triunfado nos hubiera ahorrado casi un siglo de colonialismo y de incultura, su nombre es silenciado; es silenciado en tanto que los maestros y forjadores del sistema esclavista que se esforzaron por todos los medios de apuntalar la dominación colonial, son glorificados”.”

“Lugar de encuentro,” Bohemia.cu, 17 de enero de 2012
– “Es un prócer olvidado, marginado, distorsionado”, explicó Félix Julio, para quien resultan de gran importancia la conmemoración del bicentenario del levantamiento y el homenaje a un hombre que tenía una visión cubana de integración étnica —en la conspiración que organizó participaron esclavos, negros libres y también blancos— y eso era algo absolutamente novedoso y revolucionario en aquella época.”

“Historiadores cubanos recuerdan la conspiración de Aponte,” Trabajadores.cu, 14 de febrero de 2012
– “La figura de Aponte se ignoró durante mucho tiempo en la historia del proceso de luchas de la emancipación del país. No fue hasta el centenario de la conspiración, en 1912, que se le hizo justicia. La historiografía tiene una gran deuda con él y no podíamos dejar pasar este bicentenario sin abordar el tema”, explicó, al inicio del encuentro, el Premio Nacional de Ciencias Sociales 2012, Oscar Zanetti.”

“La rebelión de Aponte de 1812 en Cuba y la lucha contra la esclavitud atlántica, de Matt D. Childs,” Fernando Martínez Heredia, LaJiribilla.cu, 18 de febrero a 24 de febrero de 2012
– “La rebelión de Aponte de 1812 en Cuba y la lucha contra la esclavitud atlántica, de Matt D. Childs es una prueba extraordinaria de ese desarrollo de la ciencia histórica. Pero es mucho más que eso. Resulta impresionante la cantidad de documentación primaria con que ha trabajado Childs, la rigurosidad extrema de ese trabajo y la precisión y hondura de sus comentarios acerca de sus fuentes. Pero aún más me ha impresionado el modo en que las aprovechó y la vastedad e intensidad de contenidos, matices, problemas y sugerencias al mismo tiempode los resultados que nos ofrece. La nota que precede a la tabla biográfica que elaboró sobre 329 esclavos y libres arrestados y/o castigados por participar en la rebelión de Aponte que publica como apéndicees un buen ejemplo de cómo un historiador puede sacarle un gran provecho a los elementos cuantitativos que ha logrado poner a su alcance y organizar. Pocas veces se ve en un solo libro tal riqueza de análisis, de inferencias, de síntesis, de tesis, proposiciones y comentarios, de articulación de asuntos y de relatos parciales para lograr un cuadro de conjunto.”    

“Historiadores cubanos debaten bicentenario de conspiración revolucionaria antiesclavista (I),” Dmitri Prieto, HavanaTimes.org, 28 de febrero de 2012
– “Cuba participa solidariamente en los festejos latinoamericanos por el bicentenario de la independencia, pero no son muy conocidos los acontecimientos cubanos de hace 200 años, cuando un negro libre, carpintero y artista (ese era Aponte) se convirtió en uno de los primeros mártires de la historia revolucionaria cubana.”

Historiadores cubanos debaten bicentenario de conspiración revolucionaria antiesclavista (II),” Dmitri Prieto, HavanaTimes.org, 6 de marzo de 2012
– “Fernando avanza críticamente, reivindicando a Aponte como protagonista de una “política de humildes” y antecesor de un “nacionalismo popular” que incluiría a Martí y su conspiración libertaria, popular y disciplinada, cuyo instrumento fue el Partido Revolucionario Cubano (1892-98).”

“Mártir del independentismo,” Pedro Antonio García, Bohemia.cu, 22 de marzo de 2012
-“Entre 1809 y 1810 se desarrollaron en Cuba los preparativos para una sublevación independentista. Indiscreciones cometidas pusieron a las autoridades coloniales sobre la pista del acaudalado criollo Román de la Luz Silveira, quien al decir de esas autoridades “promovía planes de independencia y rivalidad entre españoles europeos y americanos”, a la par que ultimaba planes insurreccionales para el 7 de octubre de 1810. Para ello contaba con la cooperación del capitán de milicias de caballería Luis Francisco Bassave y Cárdenas, criollo blanco habanero con gran ascendencia tanto entre la sociedad pudiente citadina como entre los negros y mulatos libres que integraban los batallones de pardos y morenos.”

“Un conspirador de ébano  en tiempos de tormentas,” Eduardo Torres-Cuevas, LaJiribilla.cu, 7 de abril a 13 de abril de 2012
– “”Más malo que Aponte”, es la frase que acuñó el colonialismo español y los temerosos esclavistas cubanos para desvalorar a la figura que representa la primera conspiración independentista y de transformación social cubana. La imagen de un despiadado negro, sediento de sangre e inspirado en el odio, fue la proyectada para ocultar sus verdaderas ideas y el proyecto social que él representaba y que estaba expandido por todo el Caribe. El prejuicio —que condiciona el juicio— fue utilizado para una aceptación acrítica de la calumnia y de la infamia. El temor sirvió para solidificar fronteras sociales y raciales. Pero la historia, como materia de un conocimiento, es mucho más compleja que las simplificaciones manualistas de la historia como conocimiento de esa materia. ¿Por qué se presentó a Aponte como el más monstruoso personaje de nuestra historia?”

“José Antonio Aponte, icono de la subalternidad,” María del Carmen Barcia, Trabajadores.cu, 8 de abril de 2012
– “No es difícil entender las intenciones de Aponte con respecto a este manual. Un libro no es sólo un conjunto de hojas encuadernadas, manuscritas o impresas, sino una forma adecuada de trasmitir ideas y conocimientos, de sentar pautas, de divulgar un mensaje. La mayor parte de los negros y mulatos de Cuba eran analfabetos por lo que un documento escrito necesitaba pasar, para estar a su alcance, por la interpretación de otros, la imagen, sin embargo, podía trasmitir de inmediato el mensaje del autor. El libro de Aponte estaba destinado, sin dudas, a ese público y fue construido para mostrar a los negros que su pasado descansaba en tradiciones ilustres y que estaba alejado de la oprobiosa cotidianeidad de la esclavitud y del desprecio hacia el subalterno del que eran víctimas, posiblemente su principal propósito fuera el de proporcionar una historia de cierto lustre y distinción a los negros y mulatos.”

“José Antonio Aponte, dos siglos en la memoria,” Luis Pavón Massó, Cubahora.cu, 9 de abril de 2012
– “Era pues, artista de la madera y profesional de las armas. Su amor, su máxima devoción, era la libertad, en favor de la cual fraguó la conspiración antiesclavista y antiespañola que abarcó a gran parte de la Isla y, además de La Habana, tuvo manifestaciones en Holguín y Bayamo, entre otros puntos de la geografía cubana, y fue sangrientamente reprimida Peñas Altas, territorio habanero.”

“Homenaje a Aponte en el bicentenario de su asesinato,” CadenaAgramonte.cu, 9 de abril de 2012
– “Los 200 años del asesinato de José Antonio Aponte fueron recordados hoy, en acto celebrado en el capitalino parque Karl Marx, con representación de todos los sectores de la sociedad cubana.”

“José Antonio Aponte: una historia poco contada,” Cubadebate.cu, 9 de abril de 2012,
– “Por suerte para la historiografía cubana -dijo- hoy rescatamos la figura de Aponte como un verdadero revolucionario de la época, de gran cultura autodidacta, luchador antiesclavista y líder del primer movimiento independentista y abolicionista de carácter nacional.”

“José Antonio Aponte: relectura de su epopeya,” Ernesto Limia Díaz, CubaDebate.cu, 26 de abril de 2012
– “Entonces salió de las sombras de extramuros el habanero José Antonio Aponte y Ulabarra, negro libre que influido por la gesta independentista de Estados Unidos y, principalmente, por los ideales que defendió la Revolución de Haití, resolvió dar cuerpo a los sentimientos de irritación existentes entre libertos y esclavos, y organizó un levantamiento en la capita, con el cual se proponía derrocar al gobierno colonial.”

“Cuba’s Aponte: Absence and Vindication,” Dmitri Prieto, HavanaTimes.org, April 16, 2013
– “Cuba’s cultural colonialism and racist prejudices have prevented the erection of a statue or monument in honor of the black leader at this historic site. In 2012, two hundred years after Aponte’s execution, a governmental commission made up of prestigious scholars was supposed to settle this outstanding debt, but bureaucratic hurdles have, to this day, impeded the creation of anything remotely resembling the proposed monument. And, word has it, it was to be an interesting memorial indeed: a statue of a triumphal Aponte, crushing an iron cage, similar to the one that once held his head, under his boot.

Two years ago, during a scientific and cultural symposium organized by Havana’s African Culture Center (Casa de África), a renowned scholar suggested that a fundraiser be held to finance the construction of the monument, a common practice before the Revolution. But the proposal “fizzled out”, as we say in Cuba. So, we have a government commission and no popular participation in the matter…and still no monument to Aponte.”

 “Homenaje perpetuo a la conspiracion de Aponte,” Lázaro David Najarro Pujol, Boletín de la Comisión de Aponte, número 10, 24 de enero de 2013
– “La otrora villa de Santa María del Puerto Príncipe (hoy Camagüey) se ha convertido en la primera gran ciudad de Cuba en la que se devela un sitio que perpetúa la memoria de quienes participaron en el movimiento de objetivos antiesclavistas y separatistas en la isla, a inicios del siglo XIX.”

 “José Antonio Aponte: precursor de la independencia nacional cubana,” Ernesto Limia Díaz, La Jiribilla.cu, 12 de abril al 18 de abril de 2014
– “Durante 150 años su figura se utilizó por las autoridades coloniales y las clases sociales en el poder, para demonizar su ejemplo redentor; solo al triunfo de la Revolución Cubana comenzó a contarse su historia. Se impone una pregunta: ¿Qué pasó?”

 

This entry was posted in Uncategorized and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>